5 in 5: la computación cognitiva y el sentido del gusto

Dentro de cinco años, los ordenadores sabrán lo que nos gusta incluso mejor que nosotros mismos.

Sin votos (todavía)